Sistemas de ahorro energético en el hogar

Cada vez se consume más energía y eso afecta negativamente al medio ambiente. En una vivienda familiar, el consumo energético más alto es el de la calefacción (casi la mitad del total), después el agua caliente, la iluminación y los electrodomésticos. En el hogar es posible hacer un consumo responsable y ayudar así al medio ambiente. Además, el ahorro de energía conlleva un ahorro de dinero en la factura de la luz y del agua. Una manera de ahorrar es elegir los electrodomésticos más respetuosos con el medio ambiente.

Sistemas de ahorro energético

Existen ya numerosos sistemas de ahorro energético en casa, con ellos se hace un uso eficiente de la energía y se protege el medio ambiente.

  • Placas solares. Con ellas se puede ahorrar hasta un 70 por ciento en electricidad. Las viviendas que cuentan con electrodomésticos que funcionan con energía solar ahorran alrededor de un 25 por ciento de energía al año.
  • Aerogeneradores. Producen energía a través de la fuerza del viento. Es un sistema perfecto para complementar a los paneles solares.
  • Calentadores solares de agua. Son placas solares que calientan el agua de los tanques a los que están conectadas. De esta manera, la vivienda tiene agua caliente y calefacción de la manera más eficiente.
  • Recolector de agua de lluvia. Una manera de recoger el agua de la lluvia y aprovecharla para regar las plantas.
  • Contadores individuales de calor. Las viviendas con calefacción central disponen de estos contadores para ver el consumo de cada radiador en cada casa. De esta manera se ve cuánto consume cada uno y se paga en relación a eso.
  • Contadores de luz. Cada hogar sabrá con certeza cuánta energía eléctrica consume y, de esta manera, tener un mayor control de la potencia contratada y de las tarifas según la hora del día.
  • Aislamientos térmicos. Tanto las puertas como las ventanas y los cajones de persianas deben tener un buen aislamiento para evitar pérdidas de calor o frío. Un buen aislamiento permite ahorrar una cantidad considerable de energía, por ejemplo, con las ventanas de doble cristal se ahorra hasta un 20 por ciento.
  • Sistemas domóticos para el hogar. Permiten ahorrar energía, ya que se puede controlar la vivienda totalmente y hacer un consumo más responsable. Por ejemplo, se puede programar cuándo apagar y encender la luz o los aparatos eléctricos, controlar la temperatura y un largo etcétera.
  • Otros sistemas. Es adecuado instalar toldos o techados (según la vivienda) para evitar que el sol entre en casa en verano. En invierno es interesante cerrar la terraza con cristales para mantener la calefacción en el hogar. El color de la pintura de la fachada también repercute; por ejemplo, los colores claros mantienen a raya el calor.
  • Añadir un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies