La temperatura ideal de tu nevera

Siendo conscientes de que el frigorífico es el único electrodoméstico que pasa enchufado 24 horas durante todo el año, se entiende la necesidad de conocer los mejores consejos para ser eficiente con él. Un aspecto que no se valora lo suficiente es la temperatura de la nevera, que se puede ajustar más fácilmente que nunca gracias a los paneles electrónicos o táctiles.

Acerca del consumo del frigorífico se ha escrito mucho, pero aquí tienes el dato que vienes buscando: la temperatura óptima de la nevera son 4ºC, mientras que el congelador no debería bajar de los -18ºC. Así es como tienes la garantía de que los alimentos van a estar adecuadamente conservados. “Puedes controlar fácilmente las temperaturas de la nevera y el congelador colocando dentro un termómetro común”, afirman desde Ecogator.

Aprende a usar mejor tu frigo

No obstante, conviene matizar que -en sentido figurado- el frigorífico es un electrodoméstico vivo por dentro y no siempre tienes la misma cantidad de comida en su interior. Por eso, puedes jugar con valores que van desde los 2ºC si está muy llena, hasta los 8ºC si apenas tienes comida dentro. “La temperatura recomendada para el frigorífico es de 4º C, tanto para frigoríficos con congelador como frigoríficos sin congelador”, concluyen sin ambages desde el blog de Bosch, que apoyan también la teoría de jugar con el termostato si es necesario.

En el caso del coneglador, teniendo en cuenta que hay varias tipologías, se puede hacer lo mismo pero con una horquilla de entre -16º C y los -24º C, también valorando siempre el contenido que tienes almacenado.

Te ayudará a ahorrar

A pesar de todo lo que se pueda decir de este tema, la misma Bosch aclara un concepto que siempre se debería tener presente: “Aunque éstas sean las temperaturas generales, alimentos como la carne y el pescado requieren una temperatura concreta (y también una humedad, en el caso de la fruta y la verdura) para mantener sus propiedades”. De ahí que en los modelos más modernos, no solo exista una temperatura dentro de la nevera.

Nos explicamos: si ahora mismo vas a una tienda y pides un combi te percatarás de que los cajones de las frutas, verduras y alimentos frescos en general han cambiado bastante. Ya no son meros cajones. Son compartimentos preparados específicamente para funcionar a unas condiciones exactas de humedad y temperatura, siempre en función de lo que almacenan. Fruta, verdura, pescado y carne necesitan estas condiciones para durar frescos durante mucho más tiempo. Y no, no tienes que preocuparte de regular estos cajones porque, en la mayoría de los casos, solo tienes que indicar lo que hay dentro para que el compartimento se regule por sí solo.

¿Quieres más consejos para mantener estable la temperatura de la nevera?

  • Consejo claro y conciso: abre las puertas lo mínimo imprescindible. Elige bien antes de abrir lo que necesitas.
  • Organiza bien el interior. Cada alimento tiene su espacio.
  • Procura no meter comida caliente dentro, al menos espera a que esté a temperatura ambiente.
  • No llenes el frigorífico de forma desproporcionada. Debes dejar espacio entre alimentos para que circulen las corrientes.
  • Añadir un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies