Trucos para ahorrar luz en casa

El consumo energético es algo que nos preocupa a todos. Sobre todo teniendo en cuenta los sustos que puede llegar a darnos la factura de la luz cuando llega. ¿Pero estás seguro de estar haciendo todo lo posible para ahorrar luz en casa? En ocasiones por mucho que creamos estar haciendo un uso responsable de la energía hay pequeños detalles que siguen haciendo que la factura abulte más de lo que nos gustaría.

Di adiós a los sustos

El consumo de energía se ha convertido en algun fundamental de nuestro día a día. Dependemos de todo tipo de equipos que consumen electricidad para la mayoría de los aspectos de nuestra vida. Necesitamos la electricidad para trabajar. También la consumimos para nuestros momentos de ocio. Y, por supuesto, la necesitamos para nuestras actividades más cotidianas y cosas tan imprescindibles como es el mantener nuestros alimentos frescos en la nevera.

Este consumo se refleja también en el medio ambiente, y si hay algo que tenemos muy claro en la actualidad es que necesitamos cuidar de él. Por este motivo, y para que te ahorres más de un susto en la próxima factura de la luz tenemos algunos trucos para ti.

Contrata la potencia que necesitas.

Tener contratada una potencia superior a la que se necesita es algo más habitual de lo que debería. Lo mejor que puede hacerse para evitar contratar una tarifa que no se corresponde con tu consumo real es sumar el consumo de todos los aparatos que tienes encendidos al mismo tiempo habitualmente. Añade a esto un pequeño margen para otros aparatos de baja potencia y la iluminación y tendrás las potencia que necesitas.

  •  Elige bien tus electrodomésticos

En la actualidad hay una gama muy amplia de electrodomésticos de alta eficiencia energética. Estos electrodomésticos consumen alrededor del 50% menos de energía que los habituales y son más respetuosos con el medio ambiente.

  • Desconecta los aparatos electrónicos

¿Sabes que hay aparatos que aunque estén apagados siguen consumiendo electricidad si permanecen conectados? Recuerda desconectarlos cuando ya no los estés utilizando para evitar consumir energía de forma innecesaria.

  • Utiliza bombillas LED.

Si quieres hacer un favor a tu bolsillo y al medio ambiente las bombillas LED son tu mejor opción. Duran mucho más que una bombilla tradicional, funcionan a pleno rendimiento desde que se encienden y no contienen elementos tóxicos para el medio ambiente.

  • Cambia tu decoración.

Puede que te resulte sorprendente pero si adaptas la decoración de tu casa a la temperatura externa puedes reducir bastante tu consumo. Utiliza alfombras gruesas y tejidos de lana en invierno y decántate por otros más ligeros en las épocas de verano. Así reducirás el consumo de calefacción y aire acondicionado.

  • Añadir un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies