Una cocina eficiente

La cosa es clara: si conoces cuál es el consumo eléctrico de los electrodomésticos y la energía que realmente necesita cada uno de ellos para funcionar, “te resultará más fácil ahorrar en la factura eléctrica y por tanto optimizar más el uso de los recursos del planeta”. No son palabras escogidas al azar, están extraídas de un artículo publicado en la pretigiosa revista National Geographic, que lo publicó en su momento con la colaboración de WWF.

Las cifras al respecto no engañan: en nuestro país se consumen anualmente (de media) 3.487 kWh de energía, de los cuales un 25% proviene, únicamente, del gasto en electricidad. ¿Sabes cuánto dinero supone esto? Según WWF, 990€ anuales en facturas de luz. En este contexto, el IDAE asegura que, aunque hay más culpables, “las estrellas indiscutibles del consumo eléctrico son los electrodomésticos, los cuales emplean hasta el 55,2 % de la energía total de nuestras casas”. Los electrodomésticos (ahora me refiero a todos ellos en global) consumen incluso cuando piensas que no lo están haciendo: solo los aparatos en standby (es decir “apagados, pero conectados a la red”) se pueden merendar hasta 10,70€ contantes y sonantes cada mes.

Tu factura en buenas manos

Pero, en un país como España, donde las subidas de la luz son una tradición a la altura de las fallas o del salir de tapas, ¿se pueden moderar esos 990€ anuales de gasto eléctrico? La respuesta, para alivio de muchos que llegarán hasta este artículo, es afirmativa. El consejo estrella para conseguirlo es una oda al sentido común: “mesurar y priorizar el uso de la energía”, recomiendan desde WWF.

Top de electrodomésticos

Contextualizo: en el top 5 de los electrodomésticos que más consumen dentro del hogar se sitúan tres que están en la cocina. Frigorífico, lavadora y horno; lo que es indiscutible es que los dos primeros son imprescindibles en la vida de muchos. El tema del horno, ya depende más de lo cocinitas que seas. El frigorífico tiene la medalla de oro del consumo de tu casa: un 30,6% del global de los electrodomésticos. A bastante distancia, por cierto, de sus dos perseguidores mencionados: 11,8% y 8,3%, respectivamente.

Por lo tanto, una vez que sabes que la lavadora puede convertirse en una buena herramienta para ahorrar algún euro, ¿por qué no hacerlo? Si ves que ya peina muchas canas la que tienes, puedes plantearte dar el salto a un modelo más actual con etiqueta energética A+++. Una vez que la tengas en casa, el ahorro puede ser tan sencillo como utilizarla a plena carga, con el programa ECO si es posible (ojo, siempre es más largo) o con el programa específico de media carga si te resulta imposible esperar a una carga completa.

Con el horno tampoco es difícil ser eficiente. Más bien todo lo contrario:

  • Puedes planificar las comidas que lo necesitan y hacerlas todas del tirón. Y es que el mayor gasto energético siempre es llevarlo a las altas temperaturas que alcanza.
  • Si la receta no te lo pide, olvida el precalentamiento.
  • Mantén siempre limpio el interior (una pequeña limpieza con agua caliente y jabón después de cada uso puede ser suficiente) y no abrás la puerta mientras lo estás utilizando. Que para algo está la bombilla, y la verdad es que no le damos todo el uso que deberíamos.

Frigoríficos: modelos que gastan poco

Sabiendo que el consumo eléctrico de los electrodomésticos pasa en gran parte por el frigorífico, seguro que entiendes que merezca un plano especial. Igual que sucede con la lavadora, el primer consejo para que lo cumplas en cuanto puedas es que te compres uno A+++. Es la categoría más eficiente y, a lo largo de los 15 años que puede durar un frigorífico se termina amortizando el gasto inicial.

Tienes muchos modelos de frigoríficos A+++ para elegir. Por ejemplo, estos cuatro modelos de Balay con dos alturas diferentes para que se adapten bien a tu cocina y puertas en cristal para darle un toque diferente a la decoración de esta estancia. Gran parte de su eficiencia energética se la deben a un cambio estratégico de la composición del frigorífico: el condensador lo han pasado de la parte trasera a la parte lateral. ¿Quieres una nevera eficiente y encima de colores? Es otra opción que te permiten barajar las tendencias actuales. En este último caso te puedes dar el capricho con un combi Bosch de su Serie 8. Otra gama de frigoríficos que puede impresionar por su exterior e interior.

  • Añadir un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies