Cada vez más hogares se apuntan a los electrodomésticos eficientes

Que nos preocupa el consumo excesivo de energía es una realidad. El uso indiscriminado que hemos hecho de ella en las últimas décadas ha provocado efectos adversos en el medio ambiente que apenas comienzan a manifestarse en la actualidad. Si a esto le sumamos el continuo incremento del precio de las tarifas de la electricidad resulta obvio que nuestra preocupación sea cada vez mayor.

¿Por qué electrodomésticos eficientes?

¿De verdad necesitas preguntarlo? ¿Cómo no optar por utilizar unos electrodomésticos que no solo cumplen con su función de forma perfecta sino que además te ayudan a reducir el consumo energético y de recursos? Eso es lo que hace especial a esta gama de electrodomésticos que tanto ha dado que hablar en los últimos años.

Quizás te preguntes si el ahorro es realmente tan evidente cuando se opta por este tipo de electrodomésticos. Para darte cuenta de ello solo necesitas detenerte a pensar un momento. Los electrodomésticos de tu cocina suponen más de la mitad del consumo energético de tu casa. Pero si estos electrodomésticos fueran eficientes podrías llegar a ahorrar hasta un 55% en el consumo energético anual. ¿Entiendes ahora por qué es cada vez más la gente que apuesta por ellos?

Aprender a usar la energía

Como ya has podido ver los electrodomésticos eficientes pueden conseguir que tu consumo eléctrico se reduzca mientras realizas las mismas tareas de siempre. ¿Pero significa esto que le estés sacando el máximo partido a tus electrodomésticos? No, al menos no tanto como tú crees. Sí, optar por un electrodoméstico eficiente es un gran paso hacia el ahorro, pero aprender a utilizar la energía de forma racional hará que utilices estos electrodomésticos de forma mucho más eficiente.

Aunque sean eficientes hay electrodomésticos como el frigorífico que suponen la mayor parte del consumo energético. En estos casos lo mejor que puedes hacer para que el frigorífico siga siendo eficiente es mantenerlo a una temperatura razonable y limpio tanto por dentro como por fuera, así necesitará gastar menos energía para mantener el frío.

Lo mismo ocurre con otros electrodomésticos como la lavadora, el horno o el lavavajillas. Aprender a utilizarlos de forma eficiente es fundamental para que el ahorro que proporcionan sea real. Utilizar los programas cortos y ECO de la lavadora y el lavavajillas hará que consuman menos agua, luz e incluso detergente, consiguiendo de esta manera que además su huella energética sea menor. ¿Y el horno? Ser racional es lo mejor para estos casos y evitar que pierda calor dejando de abrir la puerta cada poco es imprescindible.

Recuérdalo bien la próxima vez que necesites renovar alguno de los electrodomésticos de tu cocina. Apuesta por los de etiquetas de la A a la A+++ y aprende a usarlos de forma eficiente para que el ahorro sea mayor.

  • Añadir un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies